Yeguada

HISTORIA

Victorioso VII

Hijo de Maromo y Victoriosa

Centellita

Hija de Centella V y Barrillo

Bravia

Hija de Barquito y Cornetina

Electrica

Hija de Escribano VII y Cornetina

Historia de la Yeguada

La historia de la yeguada se remonta al año 1992, cuando Don Enrique de Benito Rodríguez adquiere tres yeguas y un semental a Don Jaime Guardiola Domínguez. Los ejemplares adquiridos fueron Centuriona II, Hipica II, Bailona y el semental Relimpio. De las tres yeguas adquiridas, destacaba por su calidad Centuriona II, hija del campeón de España Centella V, y de Educada III. Esta yegua era hermana propia del famoso Educado X, semental multipremiado y padre de numerosos ejemplares campeones, adquirido por Don Rafael Ayala a Don Jaime Guardiola. De las otras dos yeguas habría que resaltar la fidelidad racial de Hipica II, hija de Hispano VIII, semental enrazadísimo, al tiempo que excelente caballo de acoso y derribo utilizado por la familia Guardiola, gran aficionada a esta disciplina. Por último destacar los excelentes movimientos de Bailona. Posteriormente fueron adquiridas otras tres yeguas del mismo hierro, Centellita, hija de Centella V y de Barrilla, Bravía, hija de Barquito y de Cornetina y otra hermana de la anterior llamada Eléctrica, hija de Escribano VII y Cornetina. Por último también se adquirió a Dama LII, hija de un semental Guardiola llamado Beduino V. Tras años de selección, actualmente en la yeguada solo encontramos hijas de Centuriona y Centellita, el resto de yeguas y su descendencia se fue vendiendo por no cumplir los criterios de selección establecidos. En cuanto a los sementales, destacar a Victorioso VII, pero sobre todo a Victorioso VIII, hijo de Beduino V y Victoriosa,  y más importante todavía a Martelillo IV, hijo de Centello III y de Martelilla, padre de muchas de las madres que hoy paren potros BRH.

Con posterioridad, la yeguada BRH ha ido abriendo la línea Guardiola con el semental Ventura Camacho Impaciente II. En la actualidad, además de sementales de otros orígenes, cubrimos nuestras yeguas con sementales criados por la propia yeguada que han demostrado excelentes dotes para el deporte.

¿Como son nuestros caballos?

Tras años de selección para el deporte, nuestros caballos hoy se alejan en algunos parámetros al prototipo racial del PRE. Los caballos BRH suelen ser lejos de tierra, con cruces destacadas, cuellos descargados, espaldas largas y abiertas, dorsos rectos, muy buenos lomos y grupas bastante más oblicuas que las típicas de la raza. Son caballos con mucho hueso y excelentes suelos. Los caballos BRH, son caballos de aspecto deportivo y ligeros, pero que mantienen los parámetros de la raza en cuanto a belleza y sobre todo carácter. Son muy agradables y fáciles de manejo, les encanta relacionarse con nosotros, buscan el contacto, y montados son tremendamente generosos, pero se mueven.

¿Cuales son los objetivos de la yeguada?

Queremos criar caballos de PRE que sean excelentes caballos de deporte, con el objetivo de conquistar fundamentalmente el mercado amateur de doma, y aspiracionalmente también llegar al mercado profesional. Pensamos que el caballo Ibérico es perfecto para cubrir las necesidades de los jinetes no profesionales y de los profesionales a partir de una determinada edad.

Método de cría

Llevamos criando desde 1993 y nuestro modelo de cría está enfocado completamente hacia la calidad y es el resultado de la experiencia, de los errores cometidos, de muchos concursos y kilómetros recorridos, abundante lectura sobre genética y nutrición y mucha dedicación; en definitiva de mucha, mucha"PASION".

A diferencia de otras muchas yeguadas que opinan que por pura probabilidad la calidad solo puede salir de la cantidad, en nuestra opinión, la calidad solo suele salir de la calidad y de la experiencia y profundo conocimiento de las yeguas. Las yeguas son absolutamente claves en una yeguada.

Nuestra yeguada cuenta con un de yeguas que ronda las 20, aunque no se cubren todas todos los años. Todas estas yeguas comparten el mismo origen genético (Guardiola),  seleccionadas desde 1993, en las que una buena conformación se combina con excelentes movimientos y muy importante, una gran montabilidad y excelente caracter.

Cubrimos nuestras yeguas con sementales tanto de nuestra propiedad como de terceros (ver sección de sementales), pero siempre sementales que al menos estén domados en nivel San Jorge o que provengan de líneas de doma contrastadas con caballos de Gran Premio. Hay temporadas en que las yeguas son cubiertas por hasta 6 sementales diferentes, tal es el enfoque que damos a cada cubrición, para asegurar que el proyecto avanza controlando los riesgos.

Leer más

Las instalaciones

La yeguada cuenta con unas excelentes instalaciones para la cría, pensadas para que los caballos vivan en un entorno agradable y saludable, minimizando los problemas y riesgos de accidentes. Las yeguas viven separadas de los machos en instalaciones totalmente diferenciadas. Así, las cuadras de los machos se componen de 12 boxes amplios, bien iluminados y ventilados. Las instalaciones cuentan con un caminador para seis caballos y dos picaderos, uno cubierto y otro al aire libre.

Leer más

La alimentación

La alimentación es sin duda un factor clave en cualquier yeguada, y en la nuestra le prestamos mucha atención. La correlación demostrada entre la alimentación a base de cereales crudos y la aparición de enfermedades degenerativas del cartílago articular (osteocondrititis)

Leer más

Los profesionales

En la yeguada trabajan tres personas, dos de los cuales son jóvenes jinetes profesionales, que a pesar de su edad echaron los dientes entre caballos. Se encargan del entrenamiento de los potros desde los tres años hasta que son vendidos. El desbrave se hace siguiendo técnicas de doma natural, aunque la fuerte relación y contacto diario que, desde el nacimiento se establece con los potros, hace del proceso de desbrave algo muy sencillo y fácil de realizar

Leer más

El trabajo

Los caballos se mueven todos los días: trabajo suave pero constante
Las investigaciones más recientes parecen demostrar que los potros que se encuadran con tres años después de haberse criado en libertad, al aire libre y en constante movimiento, sufren en mayor o menor medida un proceso de pérdida de masa ósea, que puede traducirse, si los caballos se trabajan en exceso o inadecuadamente, en la aparición de sobrehuesos o cojeras.

Leer más
Information about our horses and how to visit us in Spain. We have the best horses.
//
Enrique
Director
How can we help?