El trabajo

Los caballos se mueven todos los días: trabajo suave pero constante.

Las investigaciones más recientes parecen demostrar que los potros que se encuadran con tres años después de haberse criado en libertad, al aire libre y en constante movimiento, sufren en mayor o menor medida un proceso de pérdida de masa ósea, que puede traducirse, si los caballos se trabajan en exceso o inadecuadamente, en la aparición de sobrehuesos, cojeras etc. Por ello, las recomendaciones de los expertos se dirigen hacia que los potros se muevan todos los días como factor que minimice la pérdida de masa ósea, esto es, que el proceso de estabulación se aproxime, en la medida de lo posible, al estado de los caballos en libertad. En la yeguada BRH los caballos se mueven de media tres veces al día: dos horas de paso en el caminador y aproximadamente entre media hora y una hora de trabajos a la cuerda o montados.

El resultado es que los caballos se mueven entre dos y tres horas al día, lo que tiene el efecto positivo adicional de equilibrar su nutrición con el consumo de energía en el trabajo, lo que se traduce en que los caballos están tranquilos, haciendo de su manejo algo tremendamente sencillo y agradable, al tiempo que se minimizan posibles accidentes asociados a un exceso de energía acumulado sobre todo en los potros.

Information about our horses and how to visit us in Spain. We have the best horses.
//
Enrique
Director
How can we help?